Según 1 Timoteo 2:15, las mujeres se salvarán solamente por la obra de engendrar hijos?

Respuesta:
¡NO!

Si así fuera, toda virgen soltera se condenaría, pero en 1 Corintios 7:28,34-38 el Espíritu Santo, por medio del apóstol Pablo, enseña que en ciertas circunstancias la doncella tiene ventaja sobre la casada.
Además, en el caso de las mujeres estériles, esto sería condenar a una persona por algo que ella no puede cambiar por mucho que quiera hacerlo.
En el contexto histórico, entendemos que en 1 Timoteo 2:15 el apóstol Pablo trata el caso común, que la mujer tiene hijos, y le enseña que tiene un servicio y una responsabilidad muy especial en el reino de Dios: la enseñanza y la crianza de los hijos en el hogar. Acaba de decir que la mujer no debe enseñar ni ejercer dominio sobre el hombre en relación a la enseñanza en la iglesia (2:11-12). Pero luego le recuerda a la mujer de su área especial de servicio.

Es muy importante notar que “engendrando hijos” (teknogonía en el griego) es exactamente la misma palabra que “críen hijos” (teknogoneo) en 1 Timoteo 5:14. No se refiere tanto a la concepción y el alumbramiento de los hijos sino a su crianza en el camino del Señor.
Pero el hecho que presupone que la mayoría de las mujeres tendrán hijos a los cuales debe criar con cuidado y devoción a Dios, no quiere decir que las mujeres que no tengan hijos no pueden salvarse.

La palabra griega Sozo, tiene varios significados:
1. Salvar de manera espiritual, el alma (1 Tim. 1:15, 2:4, 2 Tim. 1:9)
2. Sanar (Mateo 9:20-22)
3. Rescatar (Mateo 8:25)
4. Mantener seguro y salvo (Mateo 24:22)
5. Librar de (Mateo 27:42, Mateo 27:49, 2 Timoteo 4:18, 1 Tim. 2:15)
Entonces, dicho lo anterior, analizamos nuevamente el texto para darle la interpretación adecuada:

Debido al estigma que llevan las mujeres por la caída del hombre e introducción del pecado a la raza humana, serán libradas de ese estigma, engendrando hijos y criándolos de forma piadosa.

Recordamos Efesios 2:8-9 en donde refiere a que la Salvación es SOLO por GRACIA, un acto Soberano en donde le compete única y exclusivamente a Dios, no al ser humano por sus obras. La salvación nos lleva a la perseverancia, pero no refiere a la obra de engendrar hijos. La memoria de nuestro estado caído no debería perturbar la certeza de la salvación, sino motivarnos a la fe, el amor y la santidad. (2 Pedro 2:2)

Alguien preguntará:
Pero y entonces, que puede hacer una mujer que no es Pastora?
Respuesta:
Exactamente lo mismo que un hombre que no es Pastor,

Hay tantas maneras de servir en una congregación, porque buscar ser Pastora?

La mujer tiene una responsabilidad grande y valiosa cuando cria sus hijos en los rectos caminos del Señor o predica la Palabra de Dios en su familia, amistades, etc.

Leave a comment

Subscribe

Suscríbase a nuestro boletín para recibir las últimas novedades y artículos. ¡Prometemos que no enviaremos spam a su bandeja de entrada!